29 dic. 2012

El hombre tiene el terrible privilegio, que es muy hermoso y al mismo tiempo muy angustioso, de saber que se va a morir. Sabe perfectamente que ha nacido, pero sabe también que su vida va a terminar. Es el único animal que sabe que va a morirse. Y entonces, a pesar de eso hay mucha gente que sigue viviendo como si no fuera a morirse, sin siquiera tener una idea muy precisa de que está vivo y de ahí viene esa cosa bastante triste cuando ves hombres y mujeres que mal gastan su vida, esa cosa tan maravillosa que es haber pasado cincuenta, sesenta o setenta años por este planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

veamos que tienes para mi.