24 feb. 2012

Nunca fui una mujer normal. Siempre me puse a pensar en eso y cada vez llego a la misma conclusión: que es verdad.
Empecemos desde mi más tierna infancia: mi familia consta de tres hijas mujeres y ningún hijo varón, creo que mis padres no sabían o no les importaba mucho que digamos cual era la forma mas "tradicional" de criar a las niñas, ellos simplemente nos compraban los juguetes que queríamos y nos dejaban hacer lo que nos gustaba. Hubo muchas muñecas, muchos bebes (o bebotes como quieras decirle), cocinitas, etc pero a mi simplemente no me gustaba. Encontraba muy aburrido el jugar con esos juguetes y le exigí a mis mucho para que me compraran autitos, canillas o pelotas. Creo que mi juego preferido era el de maestra y los juegos de mesas y de cartas, me encantaba leer mucho, hacer juegos de magia y ver dibujos animados. Siempre que venían mis primos solia jugar solo con los varones porque las niñas me aburrían mucho (y creo que hasta ahora lo siguen haciendo) jugábamos al futbol, a las luchas y a la nintendo, ademas de varios otros deportes.
Cuando creci unos cuantos años me seguian gustando las mismas cosas solo que ahora me quedaba con los deportes, los libros y las peliculas. En la escuela primaria jugaba al futbol con mis compañeros varones, jugaba con las bolillas y demas; tenia amigos varones como mujeres.
En la actualidad no me considero una persona "machona" ni nada por el estilo, mas bien es que mis gustos son muy diferentes a los de las mujeres normales: No puedo soportar la idea de ir a un gimnacio o hacer pilates, NO. A mi me gustan los deportes y punto. Hago hockey y basketball cuando puedo. No voy a empezar a dar una lista de lo que considero o no que pertenece a los habitos femeninos o masculinos porque seguramente muchos discreparan conmigo, aunque sea la pura verdad. Ademas debo aclarar como punto escensial que no quiero tener hijos, odio a los niños, odio a los bebes, odio tenes que quedarme con uno de mis sobrinos menores, simplemente no puedo ver a un ser menor de veinte años con buenos ojos. Tambien no pienso ser la "esposa" de alguien y tener que cocinar, lavar y cuidar a las "cosas" que tambien son del otro, me niego rotundamente. Esas tareas son tan denigrantes no se como no se dan cuenta, es ser la sirvienta de alguien pero diran que es lo justo uno trabaja y el otro cuida y limpia... pero dejate de joder. Esto desde siempre , desde la edad media hasta ahora se llama servidumbre señoras y señores. Nada mas que la servidumbre en el total sentido de la palabra. Dejense de joder y si quieren que alguien limpie que limpie él!

XOXO Leonor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

veamos que tienes para mi.