29 jul. 2012

No estoy destinado a mezclarme, a vivir entre la gente. La habilidad para el trato social, la confianza, la preocupación por los demás, si alguna vez gocé de tales aptitudes, hace mucho que se me atrofiaron. Siempre he estado solo. Siempre estaré solo. Acepto este destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

veamos que tienes para mi.